Vida Saludable

Síntomas del Embarazo en los Primeros Días

No hay dos cuerpos iguales y los cuerpos femeninos pueden reaccionar de formas muy diferentes ante un embarazo

No hay dos cuerpos iguales y los cuerpos femeninos pueden reaccionar de formas muy diferentes ante un embarazo. Algunas mujeres tienen síntomas de embarazo desde la primera semana del mismo, mientras que otras que sufren de periodos irregulares pueden llegar al segundo o incluso al tercer mes de embarazo sin haberse dado cuenta de que esperaban un bebé.

No obstante hay una serie de síntomas, que ya sean todos o parte de ellos, se suelen experimentar desde los primeros días. Así que si estás buscando tener un bebé puedes buscarlos para intentar averiguar si puedes haber concebido antes de tener la primera ausencia de menstruación.

Los pechos son la primera zona del cuerpo dónde las mujeres suelen notar un embarazo. Desde el primer momento se pueden volver más sensibles, pero sobre todo debes de observar tus pezones. Si alrededor de la aureola ves aparecer pequeños bultitos, como diminutas espinillas que no habías percibido antes, puedes estar ante un síntoma de embarazo. Cuándo este avanza los senos aumentan de tamaño y el color de la aureola se oscurece.

Nauseas a partir de la segunda semana

Ya a partir de la segunda semana de tu embarazo puedes notar cansancio y nauseas, ya que tu cuerpo comienza a sufrir cambios hormonales producidos por la nueva vida que se gesta en tu interior. Lo más normal es que los mareos se produzcan por la mañana, pero pueden surgir a cualquier hora del día, especialmente tras las comidas.

Algunas mujeres saben que se han quedado embarazadas porque comienzan a odiar algún alimento que normalmente les encanta. O al contrario, comienzan a sentir ansias por comer algo que antes no les gustaba. El sentido del olfato se agudiza y es normal que puedan resultar molestos olores que antes pasaban totalmente desapercibidos.Por el contrario la vista se puede resentir y se puede notar que la visión empeora, como si se tuviera un poco de miopía o las gafas ligeramente mal graduadas. Es normal y es un efecto que normalmente revierte una vez que se ha dado a luz.

Pudiera ser que simplemente te encuentre mal, un malestar no muy intenso, general, tal como sucede cuándo estás a punto de coger un catarro o estás “incubando” un leve virus. Sentirte cansada, notar como si tuvieras unas décimas de fiebre, sentir leves taquicardias o la tensión baja pueden ser síntomas de embarazo.

No te asustes si ves un poco de sangre

Las pérdidas leves son frecuentes al principio del embarazo, sobre todo entre una semana y diez días después de que se produzca la fecundación. Se trata por lo general de unas pocas gotitas debidas a la implantación del feto en el útero y no suele durar más de un par de días. Es muy característico el color, rosado o café claro, tal como se presenta cuando baja la menstruación.

Si observas que la hemorragia es abundante o no cesa, acude a un centro médico para que comprueben que no hay problemas pero no te asustes, la mayoría de las veces no hay ningún problema con ello.

Otros cambios que puedes notar son los que tienen que ver con tu estado de ánimo. Sentirte más irritable o nerviosa es normal en los primeros síntomas de embarazo. También puedes sufrir hinchazón abdominal. Muchas mujeres creen que les va a bajar el periodo cuándo ya están embarazadas porque se sienten pesadas, muy hinchadas y no les abrochan los pantalones más ceñidos, tal como ocurre en muchos casos los días antes de menstruar.

Tu útero aún es muy pequeño y esta hinchazón es debida a un aumento de líquidos en tu cuerpo, puedes sufrir retenciones y también puede ocurrir que debido a estos cambios tus riñones comiencen a trabajar de más y tengas que ir a orinar con mayor frecuencia de lo que es normal para ti. Este síntoma de embarazo no suele aparecer hasta las seis semanas de embarazo, es decir, ya deberías de haber tenido tu primera falta, aunque en algunos casos se nota un poco antes.

Realizarse un test de embarazo

No es efectivo realizarse un test de embarazo al día siguiente de mantener relaciones, de hecho los tests caseros suelen tener eficacia a partir de la segunda semana desde la ausencia de menstruación. De realizarlo antes puede dar un falso negativo. En estos pasos tienes que fiarte por los síntomas de embarazo que puedas sentir o acudir a un centro de salud a que te realicen un análisis de sangre.

El test casero debes de realizarlo con la primera orina de la mañana, ya que al estar más concentrada presenta más cantidad de hormonas y por tanto resultará más sencillo que las detecte. Si un test casero arroja un resultado positivo, es muy difícil que el resultado sea erróneo, pero si el resultado es negativo nunca hay una seguridad al cien por cien.

Si los síntomas de embarazo persisten tras un test negativo y continúas sin tener la menstruación, acude a tu centro médico y sal de dudas.

Más reciente

Acompáñanos en las redes sociales

Acerca de

Remedio Casero Natural es un medio de salud y bienestar. Que inspira, informa y crea cultura natural utilizando la revolución digital para documentar y comunicar.

Cultura

Recuerda que el diagnóstico de un profesional es de gran importancia.

© 2018 Remedio Casero Natural. Todos los Derechos Reservados

Arriba