Vida Saludable

Pies hinchados, 13 razones que pueden explicar la causa

Cuando se hinchan o inflaman nuestros pies, puede pasar por muchos motivos. Conode 13 razones que pueden explicar la causa, además de recomendaciones

Ya sea que la hinchazón sea leve o más severa, algunos factores pueden mostrarnos la causa de la inflamación. Desde los cambios de peso constantes, hasta problemas más complejos como enfermedades cardiacas o mala circulación.

CONOCE TAMBIÉN: 9 cosas que no deberías hacer antes de ir a dormir por tu salud

 

¿A qué se debe que se hinchen los pies?

Es recomendado prestar mucha atención a lo que nos dicen nuestros pies, hay que cuidarlos y hacer ejercicio cuando sea necesario. Si bien nuestros pies son los encargados de soportar el peso de nuestro cuerpo, nos permiten caminar, correr, saltar y hacer muchas otras actividades. Es bueno tener en cuenta que muchas veces no les prestamos la atención que requieren o lo pasamos por alto por nuestras tareas diarias.

Cada pie tiene 26 huesos, más de 100 músculos, ligamentos, tendones y todos trabajan unidos para soportar cargas como el trabajo, el deporte y las tareas del hogar. Si vamos sumando toda esta carga, y no les brindamos el descanso necesario para que se recuperen, se va produciendo un desgaste desmedido. Esto es una de las principales causas por las que se hinchan nuestros pies y son temas frecuentes de consulta con profesionales.

Pero qué sucede en realidad cuando nuestros pies se hinchan por diferentes causas, ya sea por mucha actividad física o por el contrario inactividad, lesiones, presión o mala circulación. La realidad es que la circulación que pasa por nuestros pies se va volviendo más lenta y por esto, la sangre se concentra en muchos de nuestros vasos sanguíneos de los dedos, los tobillos y los talones.

Cuando nuestros pies se hinchan nos sentimos más preocupados y cansados, sin contar que puede llegar a ser muy incómodo y doloroso. A continuación, algunas de las principales causas por las que se hinchan.

 

Estar sentado o parado durante muchas horas

Muchas personas que requieren estar en la misma posición durante períodos prolongados de tiempo. Esto es muy habitual entre los vigilantes, doctores, operadores de máquinas, enfermeras. Entre otros. En estas actividades laborales se pasa muchas horas de pie, sin moverse mucho. No es lo mismo salir a caminar y estar en movimiento constante, que estar de pie por mucho tiempo en el mismo lugar. Esto puede hacer que nuestros pies se hinchen, ya que al no moverse constantemente no permite que los músculos, los pies y los tobillos se contraigan haciendo que el flujo sanguíneo reduzca su velocidad.

Las personas que permanecen también mucho tiempo sentadas presentan el mismo problema, por ejemplo, el caso de las secretarias o empleados de oficina en general. Al no haber mucha actividad, la circulación se ve afectada causando hinchazón. Algunas personas tienen la costumbre al sentarse de cruzar las piernas, esto puede afectar aún más el problema ya que se oprimen más los vasos sanguíneos.

La hinchazón producida por este tipo de causas suele desparecer con el tiempo, puede llegar a ser muy molesta, aunque no tan grave como otros casos. Lo que puede hacer para reducir el estrés al cual se ven sometidos los pies, es pararse o sentarse por unos cuantos minutos. Si pasa mucho tiempo de pie en la misma posición es bueno sentarse cada 40 minutos, unos cuantos minutos o si pasa mucho tiempo sentado cada 40 minutos también pararse un momento o caminar. Lo más recomendado aquí sería combinar el empleo con actividad física moderada, para mejorar la circulación sanguínea.

 

El consumo excesivo de sal

Nuestro cuerpo necesita poca cantidad de sal, pero lamentablemente muchas veces exageramos en su consumo y esto puede implicar muchos problemas de salud, hay que recordar que todo en exceso es malo. El sodio que encontramos en la sal es el principal culpable en la nutrición de la retención de líquidos, esto indica que se va producir hinchazón en nuestros pies en algún momento, si se consume más sal de la necesaria. Así lo afirma la American Heart Association, la cual recomienda no consumir en el día más de 2.300 mg de sodio, lo que se traduce en una cucharadita de sal por día aproximadamente.

Otro aspecto para tener muy presenta en nuestra dieta, cuando se trata de reducir el consumo de sal, es evitar las comidas muy procesadas, la comida chatarra o con muchos conservantes. Muchas veces los excesos en la mayoría de personas se presentan por comer mucho en restaurantes, puestos de comida o simplemente se consumen más alimentos enlatados, carnes frías, alimentos congelados, sopas precocidas, aderezos, salsas. Entre otras. Nos podemos fijar en la tabla nutricional de los alimentos o tratar de bajar el consumo de sodio con alimentos más saludables como las verduras, frutos secos, frutas, granos enteros, legumbres y tratar de evitar un poco más los alimentos procesados.

 

Aumento de peso

Para nadie es un secreto que cuando aumentamos de peso considerablemente, aumenta la carga de nuestros pies en general. Es normal que las personas con sobrepeso comiencen a sentir malestar en sus pies, rodillas, talones y comiencen a verlos y sentirlos más inflamados o hinchados. Hay que recordar que cuando tenemos más grasa, nuestras arterias se ven perjudicadas, ya que se tapan o estrechan lo que afecta también la circulación.

Es recomendado tratar de hacer ejercicio y llevar una dieta más saludable, para reducir un poco la carga de los pies.

DESCUBRE TAMBIÉN: Adelgazar. Remedios, jugos y consejos

 

Lesiones

Cuando nos lesionamos nuestros pies también se hinchan, esto es una causa que no necesita mucha explicación, ya que al menos conocemos el porqué de la inflamación. Cuando nos torcemos el tobillo, tenemos una fractura, un esguince, recibimos un golpe o se tuvo una carga importante de ejercicio. Es casi seguro que vamos a presentar una inflamación, ya que es la respuesta normal de nuestro cuerpo.

Nuestro cuerpo tiene la capacidad de regenerarse y sanar por si solo, o con ayuda especializada, como es el caso de cirugías u otras intervenciones. Incluso estas intervenciones también pueden provocar hinchazón o inflamación en los pies; en estos casos lo más normal es que el especialista recomiende algún cuidado extra. En este tipo de casos se recomienda aplicar compresas frías y guardar reposo.

 

Algunos medicamentos también pueden causar hinchazón

Hay muchos medicamentos que pueden causar hinchazón en diferentes partes del cuerpo, incluidos los pies. Esto también depende mucho de cada persona, ya que como sabemos todos respondemos de manera diferente a los tratamientos. Aunque hay algunos medicamentos que es más probable que causen alguna inflamación en la mayoría de personas, por ejemplo, los que hacen más difícil que el sodio salga del cuerpo.

Hay diferentes tipos de fármacos que pueden causar hinchazón como los prescritos para tratar las convulsiones, diabetes, enfermedad de Parkinson, incluso algunos fármacos antinflamatorios muy comunes pueden causar hinchazón.

Si se encuentra tomando algún medicamento y presenta inflamación o hinchazón en los pies, lo recomendado es que consulte con un especialista para saber si puede dejar de tomarlo y evitar este problema, o si existe otra opción que no implique tomar este tipo de fármacos.

 

Presenta una infección

Hay algunos tipos de infecciones que pueden causar la inflamación de los pies, las hinchazones relacionadas con alguna infección pueden presentar piel enrojecida, dolor y sensación de calor de forma constante.

Algunas infecciones pueden proliferarse más rápido debido a la reducción en la velocidad del flujo sanguíneo. Incluso con algunas enfermedades como la neuropatía diabética, la cual afecta las funciones nerviosas, se hacen más difícil de notar alguna infección.

Lo mejor en esos casos es visitar un especialista para tener un diagnóstico personalizado, y mantenerse hidratado tanto en el interior tomando suficiente agua durante el día, como en el exterior con cremas o lociones libres de ingredientes tóxicos.

 

Cambios hormonales

Los cambios hormonales especialmente en las mujeres son una de las causas de la hinchazón de los pies. Se puede presentar unos días antes del período, ya que se presentan alteraciones después de la ovulación.

La anticoncepción hormonal o las terapias de reemplazo también pueden ser otras de las causas, por las cuales se hinchen o inflamen varias partes del cuerpo. Aquí es igualmente importante bajar el consumo de sal, aumentar el consumo de agua y tratar al máximo de mantener una rutina de ejercicio.

 

Tiene linfedema

Linfedema es el nombre con que se conoce a un tipo de inflamación, se presenta cuando en los tejidos blandos del cuerpo se acumula linfa, un líquido casi incoloro que procede de la sangre. Esto nos dice que algo va mal con el sistema linfático y por ende con el sistema inmunológico.

La hinchazón en los pies se puede presentar cuando los ganglios linfáticos pélvicos resultan afectados, los cuales son los responsables de controlar el movimiento linfático en las piernas y los pies. Estos pueden verse afectados por diferentes tipos de intervenciones quirúrgicas, ya que son muy delgados y aunque se tenga mucho cuidado pueden resultar afectados.

El linfedema también puede ser causado por la obesidad, infecciones, el cáncer o hasta puede ser una condición hereditaria. Lo recomendado es visitar al especialista cuando se sospecha que puede ser esta la causa o simplemente para descartarla. Como recomendación natural lo importante es no quedarse quieto y realizar actividad física suave, como caminar o hacer otras actividades de baja intensidad.

 

El embarazo

Todas las mujeres viven de forma diferente la etapa del embarazo, hay muchas que pueden presentar hinchazón en sus pies durante el segundo trimestre. Cuando él bebe va creciendo se va produciendo también más presión en las venas, esto es normal, sin contar que aumenta la carga y el peso, lo cual influye en la circulación. Durante el embarazo también se presentan cambios hormonales. Por ejemplo, se produce la hormona relaxina la cual durante el primer trimestre del embarazo aumenta, si bien facilita el parto ya que inhibe las contracciones de la musculatura uterina, también puede provocar que las articulaciones y los pies se relajen y por esto se agranden un poco.

Cuando queremos aliviar la hinchazón de los pies durante el embarazo, es bueno realizar ejercicios. Muchas mujeres en el período del embarazo no realizan ninguna actividad física o prácticamente nada, es importante tener en cuenta también moverse y no pasar mucho tiempo sentada o de pie, hacer ejercicios de elevaciones de piernas y caminar un poco para activar la circulación. Además, es bueno acostarse de lado para evitar más presión y poner compresas frías en los pies.

Hay que tener en cuenta que durante el embarazo se puede ver una mayor inflamación en los pies si la temperatura aumenta. Esta inflamación por lo general no es grave, sin embargo, cuando también se presenta en las manos y en la cara de forma rápida, es necesario consultar rápidamente con un especialista. Esto puede conducir a otros problemas de salud como la preeclampsia o el inicio de la hipertensión arterial, lo cual sin duda puede llegar a ser peligroso tanto para la madre con para él bebé.

 

Tienes un coágulo de sangre

Los coágulos de sangre deben tomarse como una prioridad, la mayoría no son tratados a tiempo y se pueden romper. Cuando un coágulo se rompe y llega a los pulmones se puede cortar el suministro de oxígeno y esto puede ser peligroso.

Hay personas que pasan mucho tiempo sentados en la misma posición y no mueven prácticamente nada sus piernas. Más tarde se puede presentar una hinchazón en los pies y descubren que se trata de un coágulo de sangre. La hinchazón se presenta ya que el coágulo aumenta la presión detrás del área obstruida, afectando los tejidos.

Los coágulos se pueden desarrollar por estar sentados por largos períodos de tiempo, pero también se pueden presentar por fumar, el embarazo, insuficiencia cardiaca, problemas renales, obesidad, tomar algunos medicamentos o el cáncer. Los síntomas más comunes son dolor e inflamación. Si presenta estos síntomas y no le encuentra explicación es hora de acudir con un especialista lo más pronto posible.

 

Problemas con el corazón

Si nuestro corazón no bombea suficiente sangre, puede afectar muchas partes de nuestro cuerpo. Tenemos que tener en cuenta que la hinchazón en los pies puede ser un síntoma de una insuficiencia cardiaca congestiva. Esto conlleva que se acumulen líquidos, ya que la sangre no circula con efectividad y el corazón no bombea sangre normalmente.

Con este tipo de hinchazón hay que ser más cuidadoso, es necesario visitar al especialista. Se puede identificar también, ya que normalmente es una inflamación más pronunciada, no es una inflamación simplemente por estar parados o sentados durante mucho tiempo.

MIRA TAMBIÉN: Corazón saludable jugos y batidos naturales

 

Insuficiencia renal

Los riñones son los encargados de filtrar los líquidos y mover los que no necesitamos. Si no funcionan correctamente se presentan diferentes problemas como la hinchazón de los pies.

Cuando se tienen problemas renales también se pueden hinchar las manos o incluso el rostro. Aunque varios tratamientos para tratar la insuficiencia renal y las enfermedades cardiacas pueden ayudar en gran medida a eliminar el líquido que no es necesario, reduciendo así la inflamación.

 

El hígado está enfermo

Cuando una persona sufre de insuficiencia hepática necesita ir sacando el exceso de líquido del cuerpo de forma lenta. Esto también puede provocar una inflamación por retención de líquidos.

La cicatrización en el hígado producida por la cirrosis, desarrollada por tomar bebidas alcohólicas durante mucho tiempo o por ciertas enfermedades como la hepatitis. Interfiere con el correcto flujo sanguíneo, produciendo hipertensión portal, es un término médico para nombrar al aumento de la presión de la vena encargada de llevar la sangre desde los órganos del sistema digestivo al hígado. Esto puede producir hinchazón en el abdomen, las piernas y los pies. La cirrosis viene acompañada de otros síntomas también como agotamiento, sangrado, náuseas, piel y ojos amarillos.

Los problemas del hígado requieren el acompañamiento de un profesional, si bien puede reducir las inflamaciones con ejercicios moderados y la alimentación saludable, es necesario que tenga el acompañamiento de un especialista.

 
Recomendación: Cuando tenemos los pies hinchados lo más normal es que sea por las labores diarias y no necesariamente se trate de algo grave, solo con poner los pies en alto al llegar a casa el cuerpo trabaja para mejorar la circulación y absorber ese líquido. Además de llevar una dieta sana, cuidar el peso y hacer ejercicio es más que suficiente. Pero en algunos casos puede ser un síntoma de otros problemas, a los cuales debemos prestarles mucha atención.

Más reciente

Acompáñanos en las redes sociales

Acerca de

Remedio Casero Natural es un medio de salud y bienestar. Que inspira, informa y crea cultura natural utilizando la revolución digital para documentar y comunicar.

Cultura

Recuerda que el diagnóstico de un profesional es de gran importancia.

© 2018 Remedio Casero Natural. Todos los Derechos Reservados

Arriba