Vida Saludable

Neumonía, sintomas, consecuencias y remedios naturales caseros

La neumonía también conocida como pulmonía es una infección que se presenta en los pulmones ocasionando una grave inflamación

La neumonía también conocida como pulmonía es una infección que se presenta en los pulmones ocasionando una grave inflamación, produciendo así una gran dificultad para respirar. Puede producir incluso dolor. Su origen puede ser viral, bacteriano o incluso parasitario.

En los adultos las bacterias suelen ser la causa más común por la que se presenta la neumonía, este tipo de neumonía causada por bacterias suele ser la más grave. En los bebés y en los niños la causa más común suele ser de origen viral.

Suelen presentar mayor riesgo de padecer una neumonía complicada las personas con un sistema inmunitario debilitado, también las personas con problemas serios como la cirrosis o incluso la diabetes. Pueden presentar un mayor riesgo los adultos mayores y los niños muy pequeños.

A menudo la neumonía empieza después de una infección presentada en las vías respiratorias, una infección de la nariz y la garganta. Sus síntomas se presentan dos o tres días después de un resfriado o dolor de  garganta.

 

¿Cómo se contrae?

La neumonía puede contraerse por las siguientes vías:

Inhalando alimentos, líquidos incluso secreciones o vómito desde la boca hasta los pulmones se le conoce como neumonía por aspiración.

Los virus y las bacterias que son responsables de la neumonía suelen ser contagiosos y por lo general se encuentran presentes en las secreciones de la boca o de la nariz de una persona infectada por la enfermedad. Se propaga cuando la persona infectada estornuda o tose, también cuando se comparten utensilios para comer, incluso al tocar los pañuelos o pañitos usados.

 

¿Factores que pueden ayudar a sufrirla?

Hay muchos factores que ayudan a contraer la enfermedad como el consumo de tabaco, el alcohol o incluso llevar una mala alimentación. Entre los factores que ayudan a incrementar el riesgo a sufrir neumonía:

  • Ser fumador. Las personas que fuman tienen un 51% más de riesgo que la población no que no lo hace de padecer neumonía. Las personas que fuman tienen una constante irritación del árbol bronquial y disfunción (alteración) de los cilios protectores. Las células de defensa del pulmón no funcionan bien y favorecen el desarrollo de infecciones.
  • Los adultos mayores de 65 años y los niños menores de 5 años están más propensos a sufrirla.
  • Consumir alcohol.
  • Tener una enfermedad pulmonar crónica como la EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), el asma o la fibrosis quística.
  • Personas que sufren de cáncer o VIH (Sida) ya que son débiles y vulnerables.
  • Tener cuadros clínicos de enfermedades graves como la cirrosis hepática, la diabetes o incluso dolencias cardíacas.
  • Enfermedades cardiovasculares (infarto cardíaco, accidente cerebrovascular).
  • Insuficiencia renal crónica.

 

¿Principales síntomas?

Los primeros síntomas de la neumonía varían según el tipo de virus o bacteria que ha provocado la infección en algunos casos pueden demorar en manifestarse entre cuatro y seis días en otros de 18 a 72 horas.

Los síntomas pueden ser varios o alguno de los siguientes:

  • Fiebre y sudoración
  • Malestar y dolores corporales
  • Tos seca o con flemas
  • Dolores musculares
  • Pérdida de apetito
  • Dolor en el pecho
  • Escalofríos
  • Dificultad para respirar con normalidad
  • Congestión nasal
  • Vómitos
  • Dolor abdominal
  • Disminución de la actividad

 

¿Cómo prevenir la neumonía?

Básicamente se previene esta y muchas enfermedades manteniendo una buena higiene aunque en muchos casos es casi inevitable.

  • Se recomienda lavarse las manos frecuentemente después de ir al baño antes de comer y cuando se esté manipulando dinero u otros objetos que puedan ayudar a la propagación de las bacterias.
  • También es bueno cubrirse la nariz y la boca cuando tose y estornuda.
  • Tener al orden del día las vacunas es de gran importancia para prevenir la neumonía y cualquier otra enferme edad.
  • Y por supuesto evitar las bebidas alcohólicas y el tabaco.

Dejar de fumar reduciría el riesgo de neumonía hasta en un 50% después de 5 años.

 

Remedios Naturales Caseros

  • Es importante tener en cuenta cuidarse del viento, sereno y no mojarse. En caso de fiebre bajarla colocando emplasto de barro sobre el vientre, se debe cambiar cuando este seco. Evitar tomar nada tibio ni frío, caliente sí.
  • Una rama de clavo de ciénaga, 3 frutas de cacao y 3 grs de maíz, el cacao y los granos de maíz se deben moler, se machaca la rama y se cocina, realizar 3 tomas.
  • También se puede cocinar una hoja de yarumo blanco para 4 tomas durante el día, colocar penca de sábila soasada sobre el pecho y la espalda.
  • Los primeros 3 días se debe estar encerrado completamente.

Jugo para la neumonía: 1 vaso de jugo de guayaba, ½ vaso de jugo de limón, 1 vaso de jugo de maracuyá y ½ vaso de jugo de zanahoria. Revolver y tomar 4 ó vasos de jugo por día. Se tiene que tomar a temperatura ambiente.

 

Fuentes:

Organización Mundial de la Salud (OMS).
 

Más reciente

Acompáñanos en las redes sociales

Acerca de

Remedio Casero Natural es un medio de salud y bienestar. Que inspira, informa y crea cultura natural utilizando la revolución digital para documentar y comunicar.

Cultura

Recuerda que el diagnóstico de un profesional es de gran importancia.

© 2018 Remedio Casero Natural. Todos los Derechos Reservados

Arriba