Remedios Naturales

Hepatitis tratamiento natural

Conoce como ayudar a tratar la hepatitis de forma totalmente natural con remedios caseros y jugos naturales, además de consejos y recomendaciones

El hígado ayuda al organismo a digerir los alimentos, eliminar toxinas y almacenar energía. La hepatitis, es la inflamación del hígado que impide que funcione correctamente.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), solo en Estados Unidos aproximadamente 4.4 millones de personas viven actualmente con hepatitis B y C crónicas. Muchas personas ni siquiera saben que tienen hepatitis.

Conoce también: 9 Grandes beneficios de la cebada para la salud

No todos los casos de hepatitis son iguales, hay formas de hepatitis que son leves y otras pueden ser más graves.

Algunas veces puede conducir a la cicatrización, conocida como cirrosis, o incluso podría provocar cáncer de hígado.

En algunas ocasiones la hepatitis desaparece sola, aunque también hay veces que puede durar toda la vida. Se puede tratar con recomendaciones de especialistas y también con algunos tratamientos naturales.

La hepatitis se detecta mediante análisis de sangre, pruebas de función hepática, biopsia hepática y ultrasonido.

Las opciones de tratamiento varían según el tipo de hepatitis que tenga. Se pueden prevenir algunos tipos de hepatitis a través de vacunas y precauciones con el estilo de vida.

Causas de la hepatitis

La causa principal en la mayoría de los casos de hepatitis, son los virus. Hay varios tipos de hepatitis, reciben el nombre de acuerdo al virus que la produjo; por ejemplo, hepatitis A, hepatitis B o hepatitis C.

El consumo de bebidas alcohólicas o drogas también pueden provocar hepatitis. Incluso se puede presentar debido a efectos secundarios de algunos medicamentos.

Hay casos en que el propio organismo equívocamente ataca las células sanas en el hígado. A esto se le conoce como hepatitis autoinmune, una enfermedad que ocurre cuando el organismo produce anticuerpos contra su tejido hepático.

Tipos de hepatitis

Las infecciones virales del hígado que se clasifican como hepatitis, incluyen hepatitis A, B, C, D y E. Un virus diferente es responsable de cada tipo de hepatitis de transmisión viral.

La hepatitis A es siempre una enfermedad aguda a corto plazo, mientras que las hepatitis B, C y D son más propensas a convertirse en crónicas y continuas. La hepatitis E generalmente es aguda, pero puede ser particularmente peligrosa en mujeres embarazadas.

Síntomas de la hepatitis

Hay personas que tienen hepatitis y no presentan señales de padecerla. Pero en muchos casos se pueden presentar algunos de los siguientes síntomas.

– Náuseas y vómitos.
– Pérdida del apetito.
– Diarrea.
– Dolor en el abdomen.
– Evacuaciones de coloración pálida y orina oscura.
– Ictericia, coloración amarillenta de la piel.
– Fatiga.
– Pérdida de peso inexplicable.
– Síntomas parecidos a la gripe.

Tratamiento natural para la hepatitis

Los siguientes remedios y jugos naturales pueden ayudarle a complementar el tratamiento para la hepatitis de forma totalmente natural.

Jugo de cilantro, acelga, alfalfa, espinacas y repollo

Ingredientes

– 3 Onzas de Extracto de acelga.
– 2 Onzas de extracto de cilantro.
– 2 Onzas de extracto de espinaca.
– 2 Onzas de extracto de alfalfa.
– 2 Onzas de extracto de repollo.

Procedimiento

Simplemente mezcle los extractos de todos los ingredientes y tome la preparación fresca.

Beneficios del jugo

Esta preparación es rica en magnesio, clorofila y vitamina A, C y E, las cuales ayudan a desinflamar el hígado.

Jugo de melón

Ingredientes

– 1 Melón.
– Miel de abejas natural.

Procedimiento

Licuar un melón con media cucharada de miel de abejas natural. Tomar la preparación fresca.

Beneficios del jugo

Es una preparación rica en vitaminas A, B y C, que son especialmente buenas para el hígado.

Jugo de zanahoria y tomate o jitomate

Ingredientes

– Medio vaso de jugo de zanahoria.
– Medio vaso de jugo de tomate.

Procedimiento

Mezclar bien los dos jugos y tomar la preparación inmediatamente.

Jugo de manzana, perejil, tomate y uva sancochada

Ingredientes

– 1 Vaso de jugo de manzana.
– ¼ De vaso de jugo de perejil.
– ½ De vaso de jugo de tomate.
– 1 Vaso de jugo de uva sancochada.

Procedimiento

Mezclar todos los jugos y tomar la preparación fresca para adquirir todos los beneficios.

Jugo de pepino, remolacha y zanahoria

Ingredientes

– 1 Pepino.
– Media remolacha.
– Media zanahoria.

Preparación

Agrega todos los ingredientes en la licuadora con agua hervida o previamente purificada.

Jugo de manzanas con miel

Ingredientes

– 2 Manzanas.
– 1 Cucharada de miel de abejas natural.

Procedimiento

Hervir dos manzanas cortadas en cuadros en 1 litro de agua, después cuando este tibio se licua el litro de agua con las manzanas, una cucharada de miel de abejas natural y media cucharada del jugo de un limón. Tomar la preparación durante el día.

¿Cuándo tomar los jugos?

Se puede tomar cada uno 3 veces por semana máximo y variarlos cada día. El mejor momento es durante la mañana.

Té verde

El té verde es una hierba medicinal que tiene propiedades para tratar los problemas de la hepatitis. Se puede tomar dos veces por día.

La levadura de cerveza y la avena

La avena ayuda a combatir la hepatitis por su contenido de arginina, un compuesto antihepático. Por su parte la levadura de cerveza ayuda a desintoxicar el hígado, se puede agregar a los jugos o tomar dos cucharadas con un vaso de agua.

La alcachofa

Es un alimento rico en fibras, colabora evitando la absorción de azúcar y grasas. Se recomienda en casos de hepatitis, cirrosis e hígado graso. Se puede agregar en la dieta.

Alimentos permitidos

Se recomienda comer manzanas, naranjas, peras, plátanos, ciruelas, melocotones, fresas, mandarinas, melón, sandía, piña, kiwis y uvas.

Las frutas contienen azúcar por esto es bueno no excederse en su consumo.

En cuanto a los lácteos es mejor optar por los desnatados o semidesnatados. Lo más recomendado es consumir yogur natural y evitar la leche y los quesos muy grasosos.

También puede comer verduras y legumbres (judías verdes, espinacas, alcachofas, espárragos, patatas, lechuga, cebollas, pepinos, escarola, endibias, lentejas, garbanzos y alubias).

Además de los alimentos previamente mencionados también se pueden comer huevos, aceite de oliva, almendras, cereales integrales, pastas, pan integral y la avena.

Carnes magras como el pollo, pavo y ternera blanca. El pescado comerlo con moderación.

Consejos y recomendaciones

Evitar comer alimentos fritos, alimentos con mucha grasa, frutas muy acidas, gaseosas y ensaladas con vinagre.

Los dulces y el azúcar se deben consumir con moderación, son más recomendados los postres y dulces hechos en casa, además de las frutas.
No consumir bebidas alcohólicas.

Las harinas blancas también es mejor evitarlas, optar por los granos enteros sin gluten y mucho mejor si son orgánicos.

En cuanto a los aceites y las grasas se recomienda el aceite de oliva, el aguacate y el aceite de semilla de lino. Evitar los aceites hidrogenados.

Evitar la comida rápida o comida chatarra.

También evitar tomar bebidas con cafeína y alimentos con altas dosis de hierro como el atún.

Más reciente

Acompáñanos en las redes sociales

Acerca de

Remedio Casero Natural es un medio de salud y bienestar. Que inspira, informa y crea cultura natural utilizando la revolución digital para documentar y comunicar.

Cultura

Recuerda que el diagnóstico de un profesional es de gran importancia.

© 2018 Remedio Casero Natural. Todos los Derechos Reservados

Arriba