Vida Saludable

Es lo Mismo Quemar Grasas y Quemar Calorías

El cuerpo humano consume calorías en todo momento con el objetivo de proveer la energía necesaria para realizar todas nuestras actividades cotidianas, así como para las funciones metabólicas del organismo. Si bien la pérdida de calorías es lo que busca cualquier dieta y ejercicio físico, aunque quememos calorías, ello no siempre conlleva la quema de grasas.

Cada vez que realizamos alguna actividad física o metabólica, el cuerpo utiliza como combustible las calorías que ingerimos en el día, así como también una parte de las reservas de energía. Cuando consumimos menos que lo que gastamos, parte de la energía provendrá de la grasa almacenada en el cuerpo.

Cómo se produce la grasa corporal

La grasa corporal proviene de todos los alimentos y bebidas que consumimos innecesariamente. Sus componentes se almacenan en el organismo como reservas energéticas, y el cuerpo transforma las calorías no utilizadas en triglicéridos, elementos que se acumulan en las células grasas.

Los triglicéridos pueden provenir de las grasas consumidas en la dieta, o de otras fuentes calóricas como los hidratos de carbono o azúcares. Es importante tener en cuenta que todo exceso de energía (calorías que se consumen pero no se gastan), se transformará gradualmente en grasa y quedará guardada en el cuerpo.

El organismo utiliza las fuentes de triglicéridos para acceder a la energía almacenada entre comidas, y en general para obtener el combustible necesario para aquellas actividades en las que la energía inmediata (proveniente de azúcares e hidratos de carbono) no está disponible.

Haciendo foco en la quema de grasas

Si bien todo el día quemamos calorías con nuestras actividades cotidianas (la sola respiración es un “trabajo” que requiere energía), no sucede lo mismo con las grasas, que se acumulan en el organismo y cuesta quitarlas.

Al activar nuestro cuerpo, la fuente de energía primaria es la proveniente de los carbohidratos (energía a corto plazo). Cuando estos se agotan, el organismo comienza a liberar los triglicéridos de las células grasas, para proporcionar combustible adicional que permita continuar con la actividad realizada.

El cuerpo quema calorías constantemente para mantener las funciones metabólicas, la actividad física y la digestión. Si la ingesta es menor al consumo, el organismo deberá acceder necesariamente a las grasas (las reservas de energía). Por ello se recomienda reducir el consumo de hidratos de carbono, limitando así las fuentes primarias de combustible orgánico.

Algunos consejos para tomar nota

-Si lo que se deseas es perder peso y grasa corporal, la conclusión es que debes crear un déficit de calorías; ya sea reduciendo su consumo, o aumentando el ejercicio y la quema de las mismas.

-Nuestra obsesión con las calorías, nos lleva a comer menos alimentos naturales por ignorancia y desinformación. Es fundamental que consultes con especialistas en nutrición, para evitar trastornos alimenticios.

-Come principalmente verduras, sobre todo las que están cocidas (que aceleran la digestión), así como alimentos sencillos y naturales (más arroz y menos pan y pasta). Cuanto más simple es el alimento, más velozmente se digiere y acelera el metabolismo.

-No utilices pastillas para adelgazar, son peligrosas y no abordan la raíz del problema. El equilibrio y la moderación son las claves para una buena salud, no los productos mágicos y milagrosos.

Acompáñanos en las redes sociales

Acerca de

Remedio Casero Natural es una comunidad de medios de salud y bienestar. Que inspira, informa y crea cultura natural utilizando la revolución digital para documentar y comunicar.

Cultura

Recuerda que el diagnóstico de un profesional es de gran importancia.

© 2017 Remedio Casero Natural. Todos los Derechos Reservados

Arriba