Belleza

¿Cabello graso? Descubre como lavarlo y cuidarlo

Conoce como lavar correctamente el cabello graso, además de cómo cuidarlo para mantenerlo más sano y fuerte

Todas las personas que tienen el cabello graso saben lo complicado que puede ser en muchas ocasiones mantenerlo limpio y sano, incluso hay personas que lo lavan dos veces por día, ya que se ve con aspecto sucio y engrasado muy rápido.

Descubre también: ¿Por qué se me cae más cabello de lo normal?

Es común que muchas personas al ver el cabello graso piensen que está sucio, hay que tener en cuenta que el cabello se ensucia por la acumulación de partículas o sustancias; como el polvo, el sudor, las células muertas o residuos de productos, no necesariamente un cabello graso está sucio.

Pero no todo es malo cuando se tiene el cabello graso, las glándulas sebáceas son las encargadas de producir el sebo el cual ayuda en la protección contra las agresiones externas, puede ayudar al cabello a mantenerse más hidratado y le aporta brillo. Lo malo es cuando no podemos controlar esa sobreproducción de sebo y por esto se puede presentar una debilidad capilar, problemas en el cuero cabelludo como la seborrea, caspa grasa o que el cabello se vea en ocasiones opaco o sucio.

 

¿Por qué se engrasa tanto el cabello?

En realidad, puede presentarse este problema debido a varios factores, para muchos especialistas en tricología (Estudio científico del cabello y el cuero cabelludo) las hormonas son las que influyen principalmente en las secreciones de grasa del cuerpo, por esta razón es que muchas personas al presentar cambios hormonales en algunos períodos como la adolescencia, durante el embarazo y la menstruación ven cambios en la piel, el cabello y su secreción sebácea.

 

Factores que influyen en la sobreproducción de sebo

El cabello lacio o fino es muy propenso a ser graso, esto se debe principalmente a que al ser tan delgado puede que no absorba correctamente todo el sebo que producen las glándulas sebáceas, y permanezca más grasa en la superficie.

La herencia de los padres también juega un papel muy importante, si alguno de los padres presenta piel grasa o problemas como la dermatitis seborreica, es posible que también alguno de los hijos pueda heredar esta condición.

Algunos medicamentos o variaciones en los estados de ánimo también influyen en los cambios hormonales. Especialmente algunas píldoras anticonceptivas.

Durante la adolescencia se presentan muchos cambios en nuestro cuerpo, las hormonas también se ven afectadas durante este período. Es común que muchos jóvenes presenten cabello graso, acné e incluso estrías por el estiramiento de la piel.

Los estados de ánimo también pueden crear desequilibrios en nuestro cuerpo tanto internos como externos. La piel y el cabello se pueden ver afectados por las emociones.

Usar productos demasiado fuertes o inadecuados para nuestro tipo de cabello, ya que pueden afectar el ph y el manto lípido que cubre nuestra piel. Se debe tener presente que tipo de cabello tenemos ya sea graso, mixto o seco y usar productos adecuados.

 

¿Cómo lavar el cabello graso?

Es muy importante hacer un lavado correcto del cabello graso, teniendo cuidado de no estimular las glándulas sebáceas. Lo primero que se debe tener presente es no masajear el cuero cabelludo o realizar un lavado demasiado fuerte, lo más recomendado es frotar suavemente con la parte interna de las manos.

No es recomendado lavar el cabello graso haciendo masajes circulares con la yema de los dedos. Es mejor realizar el lavado palmar, el cual consiste en utilizar simplemente la palma de la mano frotando suavemente. También se puede utilizar la parte interna de los dedos para frotar el cuero cabelludo evitando masajear con las yemas de los dedos.

Hay que tener en cuenta que los masajes capilares con la yema de los dedos, favorecen especialmente al cabello o cuero cabelludo seco, ya que estimula la secreción sebácea.

El punto clave para lavar el cabello graso de forma correcta, seria utilizando la parte interna de la mano, ya sea la palma o lo dedos frotando suavemente.

 

¿Qué shampoos y productos utilizar en el cabello graso?

El shampoo y el lavado es la clave, se debe escoger un shampoo especial para cabello graso que no sea demasiado fuerte. Lo más recomendado es optar por un shampoo natural suave sin sulfatos, ni siliconas, tampoco debería contener fragancias sintéticas, ni químicos fuertes como: alcohol bencílico, PEG Polietilenglicol, polipropilenglicol y fenoxietanol.

Lo mejor es buscar shampoos con ingredientes naturales a base de romero, tomillo, ortiga, salvia y aceites esenciales como el de árbol de té, romero, menta, eucalipto, limón, bergamota y pino.

Las personas que tengan el cabello corto (Menos de 5 cm) no requieren acondicionador, con un buen shampoo es más que suficiente. Si bien el cabello graso no requiere en muchas ocasiones acondicionadores y simplemente con el shampoo se mantiene sano, una vez por semana es recomendado aplicar una mascarilla natural de medios a puntas para aportarle vitaminas y proteínas al cabello. Lo mejor es simplificar y optar solo por usar el shampoo y las mascarillas una vez por semana o cada quince días.

 

¿Qué productos evitar aplicar en el cabello graso?

Las personas con cabello graso deben evitar usar productos demasiado pesados y cremosos, productos con químicos fuertes, laca para el cabello, gel o cera y en la mayoría de los casos evitar cremas y espumas para peinar, ya que todos estos productos pueden favorecer la aparición de más grasa. Es mejor utilizar productos más naturales como el aceite orgánico de argán o el de jojoba, utilizándolos solo de medios a puntas sin tocar el cuero cabelludo.

 

¿Cada cuánto lavar el cabello graso?

El cabello hay que lavarlo cada que sea necesario, muchas personas piensan que lavar el cabello todos los días es malo, pero la realidad es que depende mucho del shampoo y el tipo de cabello. El exceso de grasa en el cabello no es recomendado dejarlo mucho tiempo ya que puede tapar los poros, crear problemas como la caspa, la dermatitis seborreica, debilitar el folículo o también se puede presentar un olor no muy agradable. Hay que tener en cuenta que lavar el cabello todos los días no es malo, siempre y cuando no se haga el lavado bruscamente y con shampoos con químicos fuertes que dañan la estructura del cabello, incluso puede ser beneficioso en muchos casos lavarlo todos los días. Lo más importante es utilizar productos suaves y naturales, no masajear ni lavar de forma fuerte y no dejar el shampoo mucho tiempo.

Algunos shampoos naturales como el de romero, ortiga o con los aceites esenciales de romero o árbol de té son tan efectivos para el cabello graso, que se ve limpio incluso al tercer día de haberlo lavado. Cuando vemos estos resultados no se tiene que lavar todos los días, simplemente se puede lavar día por medio o cada tres días.

Cuando se presenta un problema en el cuero cabelludo como la caspa o la dermatitis seborreica, lo más recomendado es lavar el cabello todos los días. En este tipo de casos los shampoos naturales son excelentes, aunque si no ve resultados lo más indicado es acudir con un especialista, ya que puede presentar otras complicaciones.

 

Mascarillas naturales y remedios para el cabello graso

Una mascarilla efectiva para el cabello graso consiste en mezclar la clara de un huevo y el jugo de un limón, primero se extrae la clara del huevo y se bate hasta formar una espuma blanca, después se agrega el jugo de un limón y se deja reposar 5 minutos. Pasados los 5 minutos se aplica sobre el cabello y el cuero cabello seco y se deja actuar por 20 minutos, se debe retirar con agua al clima y un shampoo natural.

Otra mascarilla que se puede usar consiste en licuar media cebolla cabezona roja o morada, agregarle el jugo de un limón, una cucharada de aceite de jojoba orgánico y una cucharada de miel de abejas natural, se aplica en el cabello seco y se deja actuar por 15 minutos. Si tiene cuero cabelludo sensible reducir el tiempo; la mascarilla se retira con agua al clima y un shampoo natural.

Para la siguiente mascarilla se utilizan 3 cucharadas de yogur natural sin azúcar, el jugo de un limón y una cucharada miel de abejas natural. Se deja actuar por 20 minutos y se retira con agua al clima y shampoo.

Otro tratamiento que puede ser muy efectivo es utilizar 10 gotas de aceite esencial de eucalipto, 10 gotas de aceite esencial de menta, 10 gotas de aceite esencial de romero y 30 ml de aceite de jojoba. Se aplica en el cuero cabelludo suavemente y se deja actuar por 20 minutos. Después se lava el cabello con agua a temperatura ambiente y shampoo.

También hay personas que ven mejoría utilizando vinagre de cidra de manzana orgánico, se utilizan cuatro partes de agua por una de vinagre de manzana. Por ejemplo: cuatro cucharadas de agua y una de vinagre, se aplica en el cabello 10 minutos antes de lavarlo.

Hay que tener en cuenta que hay mascarillas o remedios que le pueden funcionar mejor a unas personas que a otras. Es cuestión de ir probando los tratamientos y ver cual le brinda mejores resultados. Se recomienda realizar los tratamientos una o dos veces por semana o cada quince días cuando vea mejoría.

Antes de lavar el cabello o aplicar una mascarilla, es de gran utilidad peinar el cabello suavemente con un peine de cerdas anchas. Se recomienda usar un peine de madera.

 

Consejos y recomendaciones

Es muy importante evitar el agua y los vapores calientes, lo mejor es lavar el cabello con agua al clima o fría. También se deben evitar los secadores de aire caliente.

No tocar el cabello y el cuero cabelludo constantemente y evitar utilizar peines que raspen el cuero cabelludo. Es recomendado también secar bien el cabello de forma suave, no se debe estrujar y es importante quitar el shampoo con abundante agua para evitar dejar residuos. Algo que muchas personas desconocen es que el cabello mojado es más frágil, por lo que se recomienda peinarlo antes de lavarlo o hacerlo después cuando este seco. Si debe peinarlo cuando aún esta mojado lo mejor sería hacerlo con un peine de dientes anchos, evitando jalar el cabello bruscamente para que no se quiebre.

Hacer ejercicio no solo favorece al metabolismo, prácticamente todo nuestro cuerpo se ve beneficiado incluidos la piel y el cabello. Además, cuando hacemos ejercicio eliminamos toxinas y grasa que nuestro cuerpo no necesita. Es muy importante realizar ejercicio mínimo dos veces por semana.

Llevar una dieta saludable marca la diferencia. Una investigación llevada a cabo en la Universidad de São Paulo (USP) en Brasil llegó a la conclusión que reducir la ingesta de calorías y grasas, puede ayudar a que nuestro cabello crezca más grueso, más sano y nuestra piel se vea más joven. El sobrepeso y una dieta donde se incluya comida chatarra, muchas harinas, grasas y dulces no ayuda a la salud de nuestro cabello. Lo más recomendado es consumir más frutas y verduras, mantenerse bien hidratado tomando mínimo 8 vasos de agua por día, evitando también las bebidas gaseosas y con altas cantidades de azúcar.

Los niveles de estrés también juegan un papel muy importante en nuestra salud, la piel y el cabello se ven muy perjudicados cuando tenemos muy altos los niveles de estrés. Incluso hay personas a las que les causa problemas como la caspa o el acné. Tratar de controlarlo realizando ejercicio y descansando correctamente.

Más reciente

Acompáñanos en las redes sociales

Acerca de

Remedio Casero Natural es un medio de salud y bienestar. Que inspira, informa y crea cultura natural utilizando la revolución digital para documentar y comunicar.

Cultura

Recuerda que el diagnóstico de un profesional es de gran importancia.

© 2018 Remedio Casero Natural. Todos los Derechos Reservados

Arriba