Vida Saludable

12 Beneficios del té de ginseng para la salud

El ginseng tiene muchos beneficios para la salud. Conoce 12 Beneficios para la salud del té de ginseng y descubre como prepararlo.

Una buena taza de té de ginseng nos puede ayudar a mejorar muchos aspectos de nuestra salud, puede contribuir a controlar la diabetes e incluso a mejorar nuestra salud sexual, además también puede contribuir aumentando los niveles de energía combatiendo el estrés, la fatiga crónica y mejorando el rendimiento cognitivo especialmente en adultos mayores.

El ginseng es considerado una bebida antioxidante y antiinflamatoria, en muchas culturas se considera una bebida reconstituyente.

Ginseng curativo, este fue el nombre que le dieron en la antigüedad por sus grandes propiedades como remedio natural, sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

Desde hace muchos años se conocen sus beneficios en la prevención o el tratamiento de diferentes problemas de salud.

¿Cómo consumir el ginseng?

Se puede consumir de diferentes maneras, lo podemos encontrar como raíz seca o fresca, en forma de polvo o también Incluso en tinturas.

La manera más sencilla y popular de consumir el ginseng es preparando un té con la raíz.

Diferentes tipos de ginseng

En muchas ocasiones nos podemos llegar a confundir por los diferentes tipos y clases de ginseng que podemos encontrar, ya que se puede encontrar ginseng rojo, ginseng blanco, ginseng coreano, ginseng americano e incluso muchas más variedades.

A continuación, podemos ver los diferentes tipos de ginseng y una descripción breve.

Es importante aclarar que el ginseng siberiano o también llamado por su nombre científico (Eleutherococcus senticosus) no es considerado verdadero ginseng, aunque puede ofrecer sus propios beneficios para diferentes problemas de salud.

El ginseng siberiano es un adaptógeno (Según la teoría sistemática los adaptógenos son sustancias naturales que se encuentran en unas cuantas hierbas y plantas muy raras, estas plantas y hierbas brindan nutrientes especiales que pueden ayudar al cuerpo y al organismo a conseguir un rendimiento óptimo tanto físico, mental o de trabajo). Este adaptógeno nos puede ayudar a combatir el estrés, además también tiene el potencial para ayudar a lidiar con algunos problemas de salud complejos como son el alzheimer, la tuberculosis, las enfermedades cardíacas, los problemas de los riñones e incluso también ayuda a tratar la gripe y los resfriados.

El Panax quinquefolius es un tipo de ginseng silvestre que se encuentra en América, también es conocido como ginseng americano.

Es bueno tener en cuenta que el ginseng doméstico no es tan rico en ginsenósidos (Los ginsenósidos o panaxósidos son una clase de compuestos que se encuentran en el ginseng, los cuales son responsables de muchos de sus beneficios para la salud). Por esto se considera que el ginseng en su estado puro y silvestre ofrece más propiedades para la salud.

El ginseng Americano en muchas ocasiones es comparado con el ginseng asiático, si bien este último es más utilizado en diferentes partes del mundo, ambos tienen propiedades similares.

Es común encontrar ginseng rojo o blanco, esto se debe a la forma en que se han procesado.

El ginseng rojo se elabora al vaporizar ginseng fresco y luego se procede a secar para que alcance un contenido de humedad de menos del 15%.

El ginseng rojo se procesa totalmente, tanto la piel como la raíz. Puede ser que por esta razón se crea que el ginseng rojo es más rico en nutrientes.

Por su parte el ginseng blanco se prepara al secar al sol el ginseng fresco, generalmente se pela antes de secarse para que no se descomponga.

Panax ginseng: El ginseng asiático panax es el más investigado, también es el más popular, se cultiva en Asia en lugares como China y Corea. Es regularmente conocido como ginseng asiático, ginseng coreano o ginseng chino.

Las siguientes investigaciones y beneficios se relacionan más con el ginseng asiático o panax, principalmente el ginseng coreano y chino. También se mencionan beneficios del ginseng americano.

Como ya sabemos hay diferentes tipos y clases de ginseng, por esto es importante conseguir el adecuado según los beneficios que se quieran conseguir.

Ayuda a combatir el estrés

El ginseng americano y el panax tienen propiedades adaptogénicas, las cuales pueden ayudar a combatir el estrés. Estos beneficios se deben a su efecto provechoso en el hipotalámico-pituitario-adrenal.

El ginseng proporciona una acción similar a la de los corticosteroides, al limitar estas hormonas producidas por las glándulas suprarrenales ayuda al cuerpo para que se adapte y reduzca mejor el estrés.

Según un artículo publicado por ScienceDirect en base a investigaciones de la Sociedad Coreana de Ginseng. El ginseng muestra una regulación superior del estrés, en comparación con la mostrada por otros adaptógenos.

Cuando una persona enfrenta un ambiente estresante, el ginseng puede mejorar su respuesta al regular la función del eje HPA (hipotalámico-pituitario-adrenal).

Según la publicación el ginseng también tiene aplicaciones más allá del uso diario en personas sanas, proporciona un potente tratamiento para pacientes con trastornos del eje HPA asociados con la hipersecreción de cortisol, como depresión, asma, hipertensión y trastorno de estrés postraumático.

Ayuda a combatir la fatiga y aumenta los niveles de energía

Cuando te sientas fatigado o con falta de energía tomar un té de ginseng podría ser la solución, se considera una bebida revitalizante con efectos potenciadores de la energía.

Según una publicación del NCBI (Centro Nacional para la información biotecnológica). El ginseng es un tratamiento prometedor para la fatiga.

Tanto el ginseng estadounidense como el asiático, pueden ser tratamientos viables para la fatiga en personas con enfermedades crónicas. Aunque se necesitan investigaciones aplicadas en más casos para que sea un tratamiento estándar.

Otra investigación también descubrió que el ginseng americano, puede ayudar a aquellos pacientes que se someten a un tratamiento contra el cáncer y que a menudo tienen problemas de cansancio o fatiga crónica. En el estudio se sugirió una dosis de entre 1 y 2 gramos por día.

Ayuda a mejorar la salud sexual

Cuando se tiene poca resistencia en las relaciones sexuales o incluso impotencia, un té de ginseng podría ayudarle.

Muchas personas piensan que el panax ginseng es un afrodisíaco natural, esto se debe a que puede ayudar a mejorar la resistencia y la energía a la hora de tener relaciones.

Estas cualidades del ginseng son atribuidas por su capacidad para modular el sistema nervioso, ya que puede bajar los niveles de estrés y aumentar los niveles de energía, además de ayudarle a relajarse si se encuentra tenso.

Por su parte el ginseng rojo coreano también puede ayudar a los hombres a lidiar con diferentes problemas como la disfunción eréctil

El ginseng regularmente se toma solo o con una fórmula a base de hierbas para mejorar el rendimiento sexual. Es común en las prácticas médicas tradicionales de China.

Los efectos beneficiosos han sido científicamente evaluados y posteriormente confirmados en metaanálisis de ensayos clínicos.

Un estudio realizado por el instituto de investigación alimentaria de Corea, (Sungnam, Corea del Sur). Pudo demostrar que el ginseng rojo es muy eficaz en el tratamiento de la disfunción eréctil. 45 hombres con disfunción eréctil moderada a grave habían encontrado una mejora en sus puntajes en el rendimiento eréctil y la satisfacción sexual después de ser tratados con tres dosis diarias de 900 mg de ginseng rojo coreano por 8 semanas.

Un estudio similar en 60 hombres con disfunción eréctil también reportó una marcada mejoría en la función eréctil incluyendo penetración, rigidez y mantenimiento de la erección después de tomar ginseng rojo coreano (1000 mg) tres veces al día durante 12 semanas.

Las mujeres también se pueden beneficiar del ginseng para mejorar su vida sexual, esto se debe a que puede ayudar con la disfunción sexual femenina aumentando la respuesta de relajación del tejido muscular liso vaginal.

Las investigaciones demostraron que el ginseng rojo coreano, puede ser un remedio alternativo para las mujeres menopáusicas que tienen un deseo sexual disminuido o que presenten una dificultad mayor para llegar a la excitación.

Ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo y las funciones cognitivas

Tanto el panax ginseng como el ginseng americano tienen efectos positivos sobre el sistema nervioso central y pueden ayudar a estimularlo.

Una taza de té ginseng puede ser de gran utilidad si te encuentras nervioso, te sientes mal o simplemente te falta energía para afrontar las tareas del día.

Diferentes investigaciones no sólo han descubierto que el ginseng puede ayudar a mejorar el rendimiento cognitivo, sino que también puede ayudar a subir el estado de ánimo y mejorar la memoria de trabajo.

También puede ayudar a tratar algunos trastornos neurológicos como el alzheimer y la enfermedad de parkinson. Gracias a sus componentes activos puede tener un efecto neuroprotector y contribuir a la transmisión neuronal.

Un estudio sugirió que el ginseng no sólo tiene un efecto positivo para mejorar el rendimiento cognitivo, también brinda un efecto de protección especialmente ayudando a preservar la función de la memoria en personas con Alzheimer.

Puede ayudar a controlar la diabetes y a reducir los niveles de azúcar en la sangre

El ginseng podría ayudar como terapia complementaria para la diabetes. Los investigadores han descubierto que el ginseng americano y el panax ginseng pueden ayudar a combatir la hiperglucemia o el alto nivel de azúcar en la sangre, aunque resaltan que se deben llevar a cabo más investigaciones para que se tome como un tratamiento complementario serio.

Un estudio publicado por El Centro Nacional para la información biotecnológica (NCBI). Concluyó que los resultados actuales de los estudios sugieren que la terapia relacionada con el ginseng ejerce un mejor control glucémico, con un excelente perfil de seguridad. Además, podría ser una mejor opción en pacientes diabéticos que no han sido tratados previamente, en lugar de una terapia complementaria en pacientes con medicamentos antidiabéticos.

Ayuda a combatir las inflamaciones

Se ha demostrado que el ginseng también tiene efectos antiinflamatorios, puede ayudar especialmente a tratar inflamaciones crónicas, ya sea por factores ambientales, la dieta, el estrés u otras condiciones de salud como la obesidad o la diabetes.

Se cree que el ginseng rojo puede ayudar a revertir parte del daño cerebral relacionado con las inflamaciones.

Combate problemas respiratorios

Si tiene problemas respiratorios o lucha frecuentemente contra la gripa, los resfriados o la tos una taza de té ginseng puede ayudar.

El ginseng rojo coreano ha demostrado tener efectos antivirales contra el virus respiratorio sincitial (VRS). Este virus es una de las principales causas de las infecciones respiratorias graves en niños y adultos mayores.

El ginseng americano puede ayudar a reducir la incidencia de problemas relacionados con los resfriados y la gripe.

Por su parte el ginseng coreano también puede contribuir a mejorar casos de rinitis alérgica. Ayuda a mitigar algunos síntomas de esta enfermedad inflamatoria que produce congestión, picazón nasal y estornudos.

Ayuda con el crecimiento del cabello

El panax ginseng es usado en diferentes fórmulas de champús y tónicos capilares, incluso muchas personas lo consumen en té y afirman ver resultados en el crecimiento del cabello.

Los efectos del ginseng para el crecimiento del cabello son famosos gracias a las saponinas que se encuentran en el, las cuales pueden ayudar a mejorar el crecimiento del cabello.

Además, puede contribuir especialmente con las personas afectadas por la caída del cabello excesiva gracias a sus propiedades adaptogénicas y su capacidad para contrarrestar el estrés.

Puede ayudar a mejorar la salud cardiovascular

Hay que tener en cuenta que los estudios del ginseng y la salud cardiovascular aún no son concluyentes.

Hay algunos estudios que concluyeron que el panax ginseng puede contribuir reduciendo la presión arterial y también podría ayudar a reducir los niveles de lípidos. Pero esto necesita más estudios rigurosos para ser totalmente demostrado.

Por su parte el ginseng rojo también podría tener beneficios para la salud cardiovascular, como mejorar la circulación sanguínea e inhibir la producción de especies de oxígeno reactivas que desempeñan un papel en la enfermedad cardíaca. Aunque estos beneficios también están siendo estudiados.

Mejora la salud de la piel

Los antioxidantes del panax ginseng pueden contribuir a restaurar la piel dañada por las toxinas.

Los extractos de la raíz del ginseng rojo también pueden ayudar a proteger contra el fotoenvejecimiento de la piel y aumentar la producción de colágeno que mantiene la piel flexible y joven.

La industria cosmética está comenzando a adoptar el ginseng en cremas y productos de belleza. Aunque se puede disfrutar de sus beneficios tomando simplemente un té de ginseng.

Contra el cáncer

El ginseng panax y el ginseng americano tienen antioxidantes que pueden ayudar a combatir el envejecimiento prematuro, esto es especialmente bueno para mantener las células trabajando correctamente.

Sus beneficios antioxidantes tienen un prometedor efecto anticancerígeno, ya que algunas investigaciones descubrieron que algunos componentes ginsenósidos podrían colaborar inhibiendo el crecimiento de varias líneas de células cancerosas.

Aunque todavía se requieren más estudios para examinar concretamente en qué tipos de cáncer puede contribuir.

Consejos y recomendaciones

Tenga en cuenta que los diferentes informes científicos sobre las propiedades efectivas del ginseng pueden variar según el contenido químico de los extractos. También influyen los métodos utilizados para procesar el ginseng, por esto se recomienda consultar con un especialista en medicina alternativa sobre las marcas y los tipos de ginseng en el mercado, cuál se adapta mejor a sus necesidades y cuál es la cantidad adecuada que puede tomar.

El uso de ginseng en las cantidades prescritas por especialistas de medicina alternativa a corto plazo regularmente no causa ningún problema. Sin embargo, es bueno ser prudente y esperar más estudios e investigaciones sobre la seguridad del uso a largo plazo, especialmente si se va a utilizar para tratar problemas de salud prolongados.

¿Cómo hacer té de Ginseng?

Hacer té de ginseng es muy fácil, simplemente ponga a hervir una taza de agua, cuando está en punto de ebullición agregue un poco de polvo o raíz de ginseng. Se calienta por 5 minutos a fuego medio y después se deja reposar unos cuantos minutos. Así de simple es realizar un té de ginseng.

Efectos secundarios al tomar ginseng

Algunas personas pueden presentar efectos adversos al tomar ginseng, son comunes los problemas digestivos, dolores de cabeza y problemas para conciliar el sueño.

También hay que destacar que puede haber interacciones con ciertos medicamentos, por esto es muy importante contar con el acompañamiento de un especialista.

¿Quién debería evitar tomar té de ginseng?

Los niños y los bebés deben evitar tomar té de ginseng, también las mujeres embarazadas y las madres lactantes. Esto es muy importante tenerlo en cuenta, ya que no se cuenta con las suficientes investigaciones sobre los posibles efectos adversos y podría ser arriesgado.

Más reciente

Acompáñanos en las redes sociales

Acerca de

Remedio Casero Natural es un medio de salud y bienestar. Que inspira, informa y crea cultura natural utilizando la revolución digital para documentar y comunicar.

Cultura

Recuerda que el diagnóstico de un profesional es de gran importancia.

© 2018 Remedio Casero Natural. Todos los Derechos Reservados

Arriba