Nutrición

9 alimentos que debes evitar si tienes hipotiroidismo

Descubre 9 alimentos que se deben evitar incluir en la dieta, cuando se tienen problemas con el hipotiroidismo, además de consejos y recomendaciones

Cuando tienes hipotiroidismo, la alimentación debe ayudar y no ser un obstáculo más. Por ejemplo, los alimentos como el café, el té y la soya pueden interferir con la absorción de tiroxina.

Los alimentos goitrogénicos, como los vegetales crucíferos, las frutas como los duraznos y las fresas. Además, de algunos frutos secos como las nueces pueden ser un inconveniente si su hipotiroidismo también está vinculado a una deficiencia de yodo.

Si ya le diagnosticaron hipotiroidismo o está en riesgo de desarrollarlo debido a antecedentes familiares o de otro tipo, puede tratar de observar mejor lo que hay en su plato de comida cada día.

La dieta tiene un papel muy importante en su estado de salud. Por lo cual decidir correctamente los alimentos puede hacer una enorme diferencia.

La dieta y su importancia en el manejo del hipotiroidismo

La tiroides poco activa o el hipotiroidismo pueden deberse a enfermedades autoinmunes, como la tiroiditis de Hashimoto o pueden ser el resultado de algún medicamento, la extirpación quirúrgica de su tiroides o incluso por el tratamiento de radiación de algún tipo.

Cuando la tiroides se encuentra poco activa, la glándula no produce suficiente hormona para que el cuerpo realice sus funciones normales, lo que lleva a tener sobrepeso, cansancio, piel seca, depresión y piel fría.

Los alimentos goitrogénicos, pueden interferir con la absorción de yodo por parte de la tiroides y la producción de hormona estimulante de la tiroides (TSH). Esto puede provocar su agrandamiento, esta afección es conocida como bocio, el cual puede agravar aún más los problemas de tiroides.

Aunque la enfermedad se trate con medicamentos, su dieta también puede mejorar o empeorar las cosas. Se sabe que algunos alimentos complican el problema. Por ejemplo, el cuerpo necesita ciertas cantidades de yodo para producir la hormona tiroidea, es mejor evitar los alimentos que interfieren con la absorción de yodo, como lo son los alimentos goitrogénicos.

Lo primero que se debe hacer es tratar de identificar la causa de su hipotiroidismo y analizar si tiene algún otro problema, como deficiencia de algunos nutrientes, vitaminas o minerales. Luego, observe con atención su plan de alimentación asegurándose de que no está consumiendo demasiados alimentos que no son recomendados.

Es posible que no necesite eliminar de la dieta todas las verduras y frutas mencionadas en este artículo. Por ejemplo, la col rizada cuando está bien cocida no tiene problemas.

Otros alimentos también se pueden consumir en pocas cantidades ocasionalmente. Pero lo más recomendado es siempre consultar con un nutricionista, para compensar los nutrientes que puede estar perdiendo, al evitar incluir estos alimentos en la dieta.

La siguiente lista de alimentos incluye algunos que tal vez necesite evitar por completo, algunos que puede comer una vez que estén cocinados y otros que solo necesita calcular en relación con el momento en que toma su medicamento para la tiroides.

1. Alimentos verdes como la espinaca, la mostaza y la col rizada

La col rizada cruda, las hojas de mostaza y las espinacas son goitrógenos, que interfieren con la capacidad del cuerpo para usar el yodo que se obtiene.

Su efecto sobre esta absorción de nutrientes suprime la función tiroidea. Sin embargo, este problema se presenta principalmente por ingerir en forma cruda estos alimentos. Lo más recomendado es cocinarlos antes de ingerirlos.

Hay que tener presente que así se cocinan estos alimentos, la moderación es la clave, por lo cual no exagere su consumo. La col berza es otra verdura de hoja verde para tener en cuenta.

Un estudio descubrió que cocinando los vegetales brassica, se pueden producir enzimas que ayudan a reducir los niveles de glucosinolato, una sustancia que forma goitrógenos que interfieren con la absorción de yodo y la función tiroidea.

En el estudio, las coles de bruselas, una verdura que tiene 220 mg / 100 g de glucosinolatos, un nivel lo suficientemente alto como para plantear problemas, no causaron efectos adversos en la función tiroidea cuando se consumen cocidas. (1)

2. Verduras crucíferas como coliflor, brócoli y repollo

Aunque son considerados como alimentos saludables y nos aportan muchos nutrientes, las verduras crucíferas pueden convertirse en un problema para las personas con hipotiroidismo.

Trate de evitar comer alimentos como las coles de bruselas, la coliflor, la col y el brócoli, especialmente si son crudos.

Algunos goitrogénicos son más problemáticos que otros. Por ejemplo, comer grandes cantidades de col cruda es un desencadenante conocido para el bocio o una tiroides agrandada que funciona mal.

No es necesario evitar todas las verduras crucíferas. En un estudio los investigadores descubrieron que mientras que 194 μmol de goitrina impactaron la captación de yodo radioactivo en la tiroides, por su parte tomar 77 μmol de goitrina no tuvo impacto.

La información del estudio indica que los nabos y el brócoli contienen cantidades más bajas de químicos goitrogénicos. Por otro lado, es probable que las coles de Bruselas sean un problema, ya que contienen altas cantidades de goitrina. (2)

También es importante tener en cuenta el tamaño de la porción de estos alimentos, algunos alimentos crucíferos como el brócoli o la col rizada, si bien contienen cantidades pequeñas de químicos goitrogénicos, si son consumidos en grandes cantidades, puede terminar con cantidades altas de estos químicos en el organismo.

3. Alimentos con soja

Los alimentos que contienen soya son considerados malos cuando se trata de hipotiroidismo, ya que pueden interferir con la absorción de tiroxina.

Algunos alimentos conocidos que están hechos a base de soja son: la leche de tofu, tempeh y la leche de soja. Además, evitar consumir los frijoles verdes de edamame y la soja madura.

Es bueno tener en cuenta controlar la ingesta de soja si también tiene una deficiencia de yodo, ya que esto puede aumentar el riesgo de padecer hipotiroidismo o podría hacer que necesite una dosis más alta de hormona tiroidea.

Las isoflavonas que contiene la soja interfieren con la absorción y el uso adecuado del yodo por parte de nuestro organismo. Podría empeorar una deficiencia ya existente.

Si decide incorporar alimentos con soja en la dieta, mantenga una brecha entre su medicamento y la alimentación, para reducir las posibilidades de que la soja obstaculice la absorción. De esta manera, si desea consumir soya con moderación puede tener más seguridad.

Soya o soja

4. Nabo sueco y rábano

Es posible que la mayoría de personas no consideren al los nabos y rábanos en la misma categoría del repollo o el brócoli, pero la verdad es que las hortalizas de raíz también son vegetales de brassica.

Además, también son goitrogénicos y es mejor evitarlos si tiene hipotiroidismo. Los nabos suecos o colinabos presentan inconvenientes similares.

5. Alérgenos alimentarios

Si bien los granos integrales son considerados como saludables. Si presenta hipotiroidismo, es posible que desee evitar los alimentos que le pueden causar alergias o molestias. Esto incluye los alimentos que le pueden causar inflamaciones en el cuerpo.

Hay investigaciones que han encontrado que la enfermedad celíaca, que causa que su cuerpo experimente inflamaciones por estrés cuando se consume gluten, es más común entre las personas que tienen enfermedad tiroidea autoinmune.

Hay muchas personas con hipotiroidismo, especialmente las personas con la enfermedad de Hashimoto, que pueden presentar dificultades para digerir la proteína de la leche. Tenga presente tener cuidado con los productos lácteos para mantener las inflamaciones bajo control.

Otro aspecto a tener presente con los productos lácteos, es que los alimentos ricos en calcio pueden interferir con la absorción correcta de algunos medicamentos para la tiroides. Por lo tanto, trate de mantener un intervalo de al menos 4 horas entre el consumo de un alimento que contenga calcio, como el yogur o la leche y los medicamentos.

Otros alimentos con los que se debe tener cuidado son los goitrógenos como el maíz dulce, el sorgo y el mijo.

Si sospecha que algunos alimentos le causan inflamaciones, alergias o empeora otros cuadros clínicos, lo más recomendado es hacerse una prueba de la enfermedad celíaca y trate al máximo de hacer los cambios necesarios en la dieta para eliminar algunos alimentos de las comidas como el gluten.

Los diferentes alimentos que contienen gluten como los panes, las galletas, las tortas etc. Pueden aumentar el problema de hipotiroidismo. Especialmente si son alimentos muy procesados.

También le puede preguntar a su doctor si algunos alimentos pueden interferir con los medicamentos recetados.

Hay muchas opciones para evitar los alimentos comerciales que encontramos en el mercado, pruebe alimentos más naturales como el arroz integral y la quinoa.

6. Té verde y café

Se cree que el café puede causar problemas con la función de la tiroides al interferir con la absorción de la hormona tiroidea. Puede que sea hora de cambiar esas tazas de café que se consumen en el día, por bebidas aromáticas o té de hierbas, también puede tomar agua tibia con limón.

Incluso, el té verde también puede causar problemas si se consume mucho. Aunque tomando una taza al día no debería presentar ningún problema.

Estudios científicos encontraron que los extractos de té verde en dosis altas, pueden causar una disminución significativa en los niveles de hormonas tiroidea T3 y T4. Además, un aumento en los niveles de hormona estimulante de la tiroides (TSH). En conclusión, tomar demasiado té verde podría dañar la modulación de la función de la glándula tiroides. (3)

7. Frutos secos

Algunos frutos secos como las nueces, el maní, los piñones y las almendras pueden ser un problema para las personas con hipotiroidismo, debido a sus efectos goitrogénicos.

Las nueces consumidas en pocas cantidades pueden ser una gran fuente de selenio y calcio, es posible que las pueda incorporar en la dieta en pequeñas cantidades si no tiene una deficiencia de yodo.

8. Peras, melocotones y fresas

Estas frutas son verdaderamente tentadoras por su gran sabor, pero trate de no incorporar fresas, duraznos y peras en la dieta. Pruebe encontrando otras alternativas que sean más beneficiosas para la tiroides y no sean estrogénicas.

Pruebe otras frutas como los arándanos, las cerezas o las frutas cítricas que son una gran fuente de antioxidantes.

Fresas

9. Alimentos procesados

Evite al máximo los alimentos procesados, todos los alimentos que vienen empacados listos para comer como los bocadillos, papas fritas, galletas, pasteles, salchichas y comidas rápidas en general.

Dejar de lado estos alimentos es importante, la falta de yodo puede ser un problema, aunque demasiado yodo también puede ser malo.

Los alimentos procesados muy salados son a menudo altos en yodo y usted podría terminar obteniendo más de lo necesario de este mineral si consume estos alimentos de forma regular.

Si tiene hipotiroidismo debido a la enfermedad de Hashimoto, los niveles más altos de yodo en el cuerpo pueden enviar una señal a su tiroides para que disminuya aún más la producción de hormona tiroidea, empeorando su situación.

Tenga en cuenta que alimentos comer y comience hoy mismo

Tenemos varios alimentos en la lista negra, los cuales deberíamos tratar de evitar, aunque también hay alimentos que realmente pueden ayudar en los casos de hipotiroidismo.

Alimentos antiinflamatorios como el jengibre y el vinagre de sidra de manzana orgánico son ricos en selenio, al igual que algunos cereales, la carne, las aves y el pescado. Estos alimentos pueden ayudar mucho si se incorporan en la dieta.

No es necesario consumirlos todos los días, tampoco es bueno comer algo en exceso, es mejor incorporar unos en un día, otros al siguiente y así sucesivamente.

También pueden ser muy buenos los alimentos ricos en yodo, como la sal yodada y los mariscos, pero solo se debe incorporar estos alimentos en la dieta si tiene una deficiencia de yodo.

Entonces, consulte a su médico o nutricionista y elaboren juntos un plan de comidas rico en nutrientes, el cual pueda tener un gran impacto beneficioso para su salud. Con muchas comidas buenas y ligeras, sobre todo sin alimentos potencialmente problemáticos para el hipotiroidismo.

No dejes que te abrume la información, simplemente se trata de unas pocas opciones sencillas de comida y un poco de planificación en las compras.

Tener un estilo de vida saludable

Los hábitos son muy importantes para mantener una buena salud en general. Trate al máximo de llevar un estilo de vida saludable.

Se ha realizado un estudio que muestra que fumar, esta asociado con un mayor riesgo de desarrollar enfermedad tiroidea, y otro estudio que muestra que el consumo acumulado de cigarrillos es un factor de riesgo, principalmente con respecto a la enfermedad tiroidea autoinmune. Hay que tener presente que fumar no ayuda a la tiroides.

Información para tener en cuenta

El cuerpo necesita varias vitaminas y minerales para que la tiroides funcione correctamente. La deficiencia en algunas de estas vitaminas y minerales puede causar síntomas similares a la enfermedad de la tiroides. Por lo tanto, puede ser una buena idea tener otras pruebas como la B12, ácido fólico y ferritina.

Si le han diagnosticado hipotiroidismo, siempre y cuando no tenga una deficiencia de vitaminas, minerales y cuide la dieta. Además, si sigue las recomendaciones de los profesionales que lo atendieron para tratar la tiroides. Se puede notar una gran mejoría en su salud.

Recuerde siempre contar con el acompañamiento y la asesoría de un profesional.

Existen muchos signos y síntomas de una tiroides poco activa, los principales son:

– Aumento de peso
– Movimientos lentos, pensamiento y habla
– Hormigueo
– Disnea
– Mareos
– Palpitaciones
– Pérdida de libido
– Ojos secos y arenosos
– Voz ronca
– Dificultad para tragar
– Pérdida de cabello especialmente en el tercio exterior de las cejas
– Piel muy seca
– Dolor muscular y articular
– Síndrome del túnel carpiano
– Pérdida de apetito
– Estreñimiento

Las principales causas de una tiroides poco activa son:

Enfermedad de Hashimoto: una enfermedad autoinmune en la que los anticuerpos pueden estimular primero la tiroides y luego destruirla.

Insuficiencia hipofisaria o hipotalámica, causando hipotiroidismo secundario.

Disfunción genética: la tiroides puede ser disfuncional al nacer o está programada para fallar en algún momento de la vida adulta (una predisposición).

Desafíos o deficiencias ambientales: los productos químicos y algunos alimentos y bebidas pueden causar problemas en la tiroides

Cirugía previa de tiroides o tratamiento con yodo radioactivo.

Incapacidad para absorber la tiroxina sintética adecuadamente.

Falta de conversión de T4 a T3.

Resistencia del receptor.

Más reciente

Acompáñanos en las redes sociales

Acerca de

Remedio Casero Natural es un medio de salud y bienestar. Que inspira, informa y crea cultura natural utilizando la revolución digital para documentar y comunicar.

Cultura

Recuerda que el diagnóstico de un profesional es de gran importancia.

© 2018 Remedio Casero Natural. Todos los Derechos Reservados

Arriba